12524379_1241154389228079_1601569198835038493_nLA HABANA, Cuba. – El artista cubano de la plástica Alexis Leyva (Kcho) se encuentra vinculado una vez más a un proyecto sociocultural de gran envergadura, esta vez junto al gigante Google.
Aunque para muchos ir a conectarse a internet al MOR (Museo Orgánico Romerillo) es algo relativamente nuevo, en realidad esa alternativa existe desde hace aproximadamente dos años; cuando se dieron los primeros pasos para crear lo que es hoy en día el Museo Orgánico Romerillo.

Para los que no conocen que es o donde se encuentra “Romerillo”, les digo que es un barrio del municipio Playa en la provincia La Habana, que es o era considerado de poca salubridad y con un alto índice delictivo; pero con la ayuda del proyecto inicial se ha logrado cambiar en gran medida la realidad de ese barrio habanero; así lo afirman personas que habitan los alrededores de la edificación principal del MOR.

 “Esto es mucho más que un lugar donde las personas pueden venir a conectarse a internet; esto es un sitio dedicado completamente a la educación y al aprendizaje…”

Así lo afirmó el propio Kcho en una conversación que sostuvimos hace pocos días.  Actualmente el Kcho Estudio o MOR es un lugar abierto y dedicado al público; el mismo cuenta con Bibliotecas, Teatro, Cafetería, Áreas abiertas, Parque infantil, etc.  y por último se sumó la nueva propuesta de Google con la creación del salón Google+Kcho.MOR que pretende acercar la tecnología de Google al pueblo cubano; así como también pone a disponibilidad de todos el acceso a las Chromebook, las CardBoard, y servicios como el de Streaming Live (Transmisión en Vivo) a través de Internet.

Es muy satisfactorio ver como la creación del MOR ha influido directamente en la vida de las personas que viven en los alrededores. Varios parques y paradas de “guagua” han sido completamente restaurados, así como también se han adornado los alrededores de dichos parques y áreas públicas para beneficio de todos.

“cuando las personas ven que se les ayuda y que esto existe gracias a ellos, crean una conciencia propia y un sentido de pertenencia por lo que se ha construido” dijo Kcho.

A este centro no solo asisten jóvenes; en sus instalaciones podemos encontrar personas de todas las edades las cuales asisten mayormente para disfrutar del acceso gratuito a internet y conversar generalmente vía IMO o Facebook con familiares y amigos.

Según nos cuenta Kcho ha sido todo un reto poder poner en funcionamiento el nuevo centro de Google debido a algunas restricciones del embargo, las cuales prohibían cosas tan simple como acceder a los servicios de descarga del navegador Google Chrome desde su página oficial y actualizar el mismo una vez que lo tuviésemos instalado (a través de servidores de terceros); pero como pudimos comprobar ayer, ya está disponible ese servicio; así como también se encuentran realizando las acciones pertinentes por parte de Google para permitir también el acceso a una amplia gama de servicios de dicha compañía que son denegados para Cuba debido al embargo y los usuarios que intentan acceder a los mismos se encuentran con un “Error 403 Acceso Denegado”.

 

“…esto es un espacio sin fines de lucro; nuestro objetivo es educar y abrirle las puertas a las personas para que puedan disfrutar de este lugar que es de todos…” dijo Kcho.

En general cuando se camina por el lugar se puede percibir un ambiente de libertad y tranquilidad en las personas que se benefician de estas instalaciones; pues tanto Kcho como Google han puesto a su alcance herramientas que sin duda alguna están influyendo en su vida tanto personal como profesional; así pudimos comprobarlo entrevistando a varias personas que se encontraban en el MOR en el momento que nos informábamos para escribir este artículo.

Katia, 28 años:

“…yo vivo cerca de aquí, y vengo con el niño casi siempre, porque mientras me conecto él se entretiene jugando en el parque con otros niños que vienen aquí.”

Jesús, 15 años:

“Para ser un servicio gratuito está muy bueno, yo vengo casi todos los días a conectarme con mi papá porque aquí puedo conectarme y recrearme tranquilo…”

José, 28 años:

“…vengo una vez a la semana a buscar información sobre medicina y también noticias…me gusta mucho estar al día con lo último, por eso siempre estoy buscando noticias cuando vengo…”

Osmel, 24 años:

“…este lugar está muy bueno porque la gente viene a compartir y a conectarse, también están los que vienen a las bibliotecas para estudiar. Yo siempre vengo porque está mejor que pagar 2 CUC la hora para conectarse a WIFI_ETECSA, pues no todo el mundo tiene para pagar eso; aquí es más lento, pero es gratis…hay muchas cosas que ves en internet que aquí (en Cuba) no tienes forma de enterarte porque no se dicen. Yo normalmente vengo a conectarme con mis tías y para buscar noticias de deportes y entrar a foros online. Sería bueno poder tener siempre acceso a internet para poder realizar estudios online.”

Yeilys, 29 años:

“…vengo todos los días a conectarme con mis amistades y mi familia; a veces es lento cuando hay muchas personas conectadas; pero nos ayuda mucho poder usar internet gratis.”

Mariela, 32 años:

“…el papá de mi hijo vive en los Estados Unidos y nosotros venimos aquí casi todos los días para que el niño pueda hablar con su papá; de verdad que no sé cómo nos comunicaríamos sin esto, porque el internet de las wifi de Etecsa es muy caro.”

Esta propuesta sociocultural ha tenido una gran acogida por todos, pues además de ayudar a mejorar el ambiente del barrio donde se encuentra ubicado, también beneficia a todos del acceso libre a la información; pues mientras en ese lugar el acceso a internet es gratuito, en los puntos WiFi habilitados por Etecsa el costo de una hora de conexión es privativo para la gran mayoría de los cubanos.

Mientras conversábamos con Kcho nos habló sobre los proyectos en los que se encuentran trabajando; y de seguro serán cada vez mejor y para el beneficio de todos. Estaremos en espera de que lugares como este sean abiertos a lo largo de todo el país y que cada día más cubanos puedan acceder libremente a internet y nutrirse de los contenidos de los millones de sitios web existentes en la red de redes.

Anuncios