A pocos días de haber concluido el VII Congreso del Partido Comunista, donde se reconoció que “Los salarios siguen siendo insuficientes para satisfacer las necesidades de las familias cubanas, aun cuando el salario medio creció en un 43 % ”, medios oficiales han dado a conocer nuevas medidas en pro del “ordenamiento de la comercialización de productos agrícolas”,  de proteger “al consumidor y a los productores agropecuarios” y de “incrementar el acopio de productos agropecuarios de alta demanda y su comercialización a la población a precios máximos establecidos”.

Las medidas, recogidas en las Resoluciones 157-C y 162 del 2016, del Ministerio de Finanzas y Precios y publicadas en la Gaceta Oficial de la República, entrarán en vigor este martes 3 de mayo y establecen precios máximos para la comercialización de determinados productos agrícolas.

“Aunque comprendemos que el factor primordial en el crecimiento de los precios reside en un nivel de producción que no satisface la demanda y que el avance en esta materia está condicionado por factores objetivos y subjetivos, no podemos quedarnos con los brazos cruzados ante la irritación de los ciudadanos por el manejo inescrupuloso de los precios por parte de intermediarios que solo piensan en ganar cada vez más”, indica el comunicado publicado este lunes en medios de la Isla.

Según indica la nota oficial del Ministerio de Finanzas la determinación de los precios máximos se ha hecho teniendo en cuenta las épocas del año en que se cultivan los productos: “la óptima, donde los rendimientos son superiores; y fuera de esta, en que disminuyen”. Se establecen,  aclara el comunicado, para “productos de primera calidad, de acuerdo con las regulaciones vigentes. A los de segunda se les aplica un descuento del 20 % y a los de tercera un 40 %”.

Las nuevas medidas dictaminan:

1. Precios máximos de venta a la población de productos agrícolas seleccionados.

2. Los precios máximos se corresponden con los productos de primera calidad, de acuerdo con las regulaciones vigentes. A los de segunda se les aplica un descuento del 20 % y a los de tercera un 40 %.

3. Los precios tienen en consideración las épocas de cada cultivo: la óptima, donde los rendimientos son superiores; y fuera de esta, en que disminuyen.

4. Estos precios se establecen para todos los tipos de mercados agropecuarios, excepto los de Oferta y Demanda, y en el caso de la provincia de La Habana además para los Trabajadores por Cuenta Propia autorizados a ejercer esta actividad.

5. De manera excepcional podrán mantenerse algunos mercados agropecuarios donde a la calidad del producto se le reconoce un valor agregado en su oferta.

6. Para el resto de los productos agrícolas que se acopian por empresas estatales, con precios no centralizados, se fijan márgenes comerciales que no excedan el 40%, lo cual favorece que no se incrementen excesivamente los precios a la población.

Los nuevos precios topados quedan recogidos en las tablas siguientes, tomadas de Cubadebate.

Cube establece precios máximos para productos agrícolas

Cuba establece precios máximos para productos agrícolas

Cuba establece precios máximos para productos agrícolas

Estas medidas llegan a escasos días de haber entrado en vigor una reducción de hasta un 20% de algunos productos vendidos en la red de tiendas recaudadoras de divisas y de otros ofertados en moneda nacional.

Todas, aunque no se traducen aún en una mejoría sustancia en los estándares y calidad de vida de los cubanos ni les aseguran el acceso a los productos de primera necesidad, pretenden no obstante, contribuir gradualmente a incrementar “la capacidad de compra del peso cubano” y conferir “estabilidad en los niveles de precios” que redunde tanto en la aplicación de tarifas abusivas como el sistemático y recurrente desabastecimiento.

Fuente: CiberCuba

 

Anuncios