Durante los últimos meses los medios de comunicación se han visto inundados de noticias del tipo “cubanos detenidos en…..cubanos acusados en…..cubanos involucrados en….grupo de cubanos encarcelados tras…” y eso poco a poco va manchando la imagen de los cubanos en Estados Unidos.

Cabe destacar que la mayoría de los involucrados en dichos actos delictivos y estafas, son cubanos recien llegados, con edades entre 18-32 años de edad; cubanos que desgraciadamente llegaron a este país “buscando una mejor vida”, pero quieren inventar y hacer lo que hacían en Cuba, cosa que en este país no funciona. Este es un país donde se viene a trabajar, a luchar, a buscar libertad y a perseguir el triunfo. Esos que se dedican a robar, estafar, montar negocios sobre la prostitución o la droga, están marcando y ensuciando la imagen de los cubanos en Estados Unidos;  y no somos así, eso no es lo que somos la gran mayoría de los cubanos que vinimos a este país. Somos gente humilde, trabajadora, con un deseo de salir adelante, ayudar a los nuestros y vivir libremente que nadie puede imaginarse; pero hay quienes quieren aprovecharse de las bondades del único país del mundo que nos acoge, el único país del mundo que nos da beneficios migratorios y económicos, etc., y es así como le pagan muchos; reciben ayudas monetarias, alimenticias, entre otras cosas que en Cuba nunca recibieron,  y no lo valoran, no lo aprecian y denigran la personalidad del cubano, por eso todo aquel que esté involucrado en actos delictivos, estafas, actos de violencia, o cualquier otro que atente contra las leyes de este país, debe ser procesado por la ley, y si es necesario deportarlo; pues no podemos permitir que se nos tilde de delincuentes, oportunistas, descarados, y cuanta cosa mala puedan pensar. Los cubanos fuimos, somos y seremos parte de la historia de Estados Unidos; pero lo haremos de la manera correcta, sin esos que destruyen nuestra imagen.

Anuncios